GUARDIA DE ORACIÓN 2018

GUARDIA DE ORACIÓN

El primer viernes de marzo siempre se celebra el día de la Guardia de Oración para rezar 33 credos ante el Nazareno.

La Capilla de Nuestro Padre Jesús Nazareno permanecerá abierta de manera ininterrumpidamente de 10:00 horas de la mañana a 22:00 horas de la noche.

No faltes a esta cita, Nuestro Padre Jesús Nazareno te lo recompensará.

Dice una  leyenda  del siglo XVI  (coetánea a la Regla de la Cofradía)  que una monja cada noche entraba en la Iglesia y se postraba a los pies de la imagen de Jesús Nazareno  al que alzaba sus plegarias y renovaba su juramento de fe.

Tales visitas se prolongaron durante 33 años repitiéndose noche a noche. Una mañana la religiosa cayó enferma de una dolencia que no la permitía levantarse por lo que,  como no podía acudir a la Iglesia, invocó a Jesús  diciendo:

“Señor, si pudiera verte, ¡qué feliz fuera!

quiero mirarte un momento

mirarte y ¡quedarme muerta!”

La monja apenas había terminado de decir estas palabras cuando su celda se iluminó y surgió la figura de Jesús quién venía para acompañarla esa noche. Más cuando se retiraba empezó a llover con tal fuerza que  la monja le dijo:

 “Jesús no salgas

¿cómo ha de mojar la lluvia tu sacrosanta cabeza?

nada tengo que ofrecerte

mira cuán pobre es tu sierva,

pero toma éste rebozo

de mi santo amor en prenda

y que te envuelva y te cubra

mientras bajas a la Iglesia”

Esa mañana, las monjas encontraron a la hermana muerta mientras les llegaba la noticia, por el sacristán, que el Nazareno tenía sobre sus hombros el rebozo de la hermana muerta.

Desde entonces, el primer viernes del mes de marzo, día del suceso, es costumbre rezarle a la imagen pidiendo una gracia con la siguiente invocación:

“Si ante el Señor del rebozo

33 credos se reza

de tres gracias que le piden

una gracia nunca niega”

De 20:30 horas a 22:00 horas

Solemne Besacordones de la Imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno

 A las ocho y media de la tarde se abrirá la hornacina que protege la imagen de N.P. Jesús Nazareno para dar comienzo el Solemne Besacordones.

1 Comentario

  1. A pesar de la cantidad de años que mi abuela, Celia de Mata, fue camarera de Nuestro Padre Jesús Nazareno, nunca la escuché dicha dicha leyenda.
    Me parece muy bien que se vayan sacando a la luz estas cosas de una cofradía tan antigua y que muchas de ellas ni se saben.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*