La Cañíca

LA SANTÍSIMA PACIENCIA. “LA CAÑICA”

Autor: Atribuido a Manuel de Borja.

Año: 1668.

Paso formado por la Efigie de Jesús coronado de espinas, sedante, con una caña por cetro entre las manos y vestido con túnica.

La cabeza talla de formas vigorosas, pómulos muy acusados y boca de labios gruesos. La mirada a lo lejos, distraída, no dando importancia al repugnante acto al que se ve sometido. Cabello recio, abundante, muy rizado que cae sobre el hombre izquierdo.

Ciñe una fuerte corona, que forma parte de la escultura, con una espina calvada en el centro de la frente en el vértice del ángulo que forma el partido de la cabellera.

Bigote poblado, rizado, la barba muy ampulosa partida en dos puntas y también rizada.

El lado derecho de la cara, libre de cabello, deja ver la oreja que presenta circunvalaciones que siguen las curvas del pelo a la vez que permite observar toda su cara, por la ligera inclinación de la cabeza y la separación de la misma con su hombro.

Éste tratamiento de la Imagen, hace entrever que “falta algo” y la sorpresa se produjo al añadir una Cruz apropiada para la ocasión. La Imagen quedó perfecta.

Nos encontrábamos ante probablemente el primer Nazareno, el que contemplaron nuestro primeros Hermanos, en tiempos de la “refundación” de la Cofradía y se justificó el porqué de ésta realización.